Medicina Estética

La medicina estética le permite corregir y mitigar las imperfecciones de la cara y el cuerpo y, en términos más generales, mejora la vida de los pacientes. A menudo experimentamos una situación de inquietud asociada con pequeñas imperfecciones fácilmente tratables.La medicina estética moderna ofrece la posibilidad, a través de una amplia gama de tratamientos, de forma rápida, mínimamente invasiva y con un resultado inmediato, para frenar el proceso de envejecimiento, reducir los signos del envejecimiento y mejorar concretamente numerosas imperfecciones de la cara y el cuerpo.


MESOTERAPIA FACIAL Y CORPORAL

La mesoterapia es una técnica perteneciente a la medicina alternativa basada en la aplicación de microinyecciones de medicamentos convencionales, homeopáticos, vitaminas, aminoácidos o minerales. Fue inventada por un médico francés, Michel Pistor (1951), en un principio para tratar dolencias de tipo crónico. Muy pronto su utilización se amplió y en la actualidad se emplea con efectividad en el campo de la medicina estética, tanto en tratamientos faciales como corporales. Este método se basa en una máxima rotunda: “poco, pocas veces, y en el lugar adecuado”.


PLASMA RICO EN PLAQUETAS (PRP)

La bioestimulación con plasma rico en plaquetas (PRP) es un procedimiento autólogo, es decir, que se realiza con sangre extraída en forma indolora del mismo paciente. Su objetivo es retroceder las señales comunes del envejecimiento de la piel en el área facial, cuello y manos. También busca mejorar algunas patologías como manchas, acné (y sus secuelas), estrías y cicatrices.


REJUVENECIMIENTO RELLENO FACIAL CON ÁCIDO HIALURÓNICO

El ácido hialurónico es uno de los mejores aliados en medicina estética para el tratamiento de rejuvenecimiento facial. A medida que cumplimos años nuestra piel pierde su capacidad de hidratación, por lo que ésta empieza a lucir apagada, deshidratada y más envejecida. Es, sobre todo, a partir de los 35 años cuando la dermis comienza a perder elasticidad y aparecen las arrugas.

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en nuestros tejidos y órganos, por lo que el tratamiento de rejuvenecimiento facial con inyecciones de esta sustancia es 100% biocompatible y sus resultados son muy naturales.


BOTOX (TOXINA BOTULÍNICA)

La toxina botulínica es un tratamiento líder en la Medicina Estética ya que consigue un rejuvenecimiento facial tras su aplicación. Con el tratamiento de Bótox eliminaremos las arrugas faciales y los rostros de expresión sin necesidad de recurrir a la cirugía.

El Botox se aplica mediante unas finísimas agujas en los lugares donde crecen las arrugas antes mencionadas, reduciendo la contracción de los músculos faciales. Este tratamiento es mínimamente invasivo por lo que no existe realmente un tiempo de recuperación en concreto. El paciente podrá seguir con su vida normal enseguida. Durante las primeras 24 horas se podrá observar los labios un poco más hinchados que el resultado final.